x_3bb83bbf

Omar Khayyam 1050-1122 Matemático, poeta, físico y astrónomo persa

 

Preciosa página en ruso - http://www.miromara.ru/show_rubai/952/

Para vivir la vida con sabiduría, hay que saber mucho,

Dos reglas importantes a recordar el principio:

Será mejor que morir de hambre que comer cualquier cosa,

Y mejor estar solo que mal acompañado.

 

Podemos vivir sin pecar, oh infelices mortales?

¿qué corazón está limpio de maldad o malicia?

Mas si Dios me castiga a causa de mis males

tan malo como yo será el Dios que castiga.

En medersas e iglesias, buscando la verdad,

hablé con jeques, santos, filósofos y sabios,

escuché las sentencias surgidas de sus labios

y salí por la puerta que utilicé al entrar.

Entrégate al placer, oh mortal, sin recelos:

nadería es el mundo y nadería la vida

y nadería esa bóveda hecha de nueve cielos.

Amar y beber es cierto, ¡y lo demás mentira!

Al mundo me trajeron sin mi consentimiento

y los ojos abrí con sorpresa infinita,

partiré después de reposarme un tiempo

sin saber la razón de mi entrada y salida.

¡Señor, oh señor, contéstame!

Tú nos has dado ojos y permitido que la belleza de tus criaturas nos deslumbre.

Tú nos has otorgado la facultad de ser dichosos.

¿Quisieras que renunciáramos a gozar de los bienes de este mundo?

¡Pero si es tan imposible como invertir una copa sin derramar el vino que contiene!

  Aquí con un mendrugo, entre el gayo ramaje, una ánfora de vino,

un manojo de versos, y tú conmigo, sola, cantando entre el boscaje,

es para mí un paraíso el yermo más salvaje.

  A aquellos que en el hoy aguardan su ventura,

y a los que en el mañana fijaron su esperanza, un muezín les grita desde la Torre Oscura:

-«¡Locos! ni aquí, ni allí, vuestra paga es segura!»

  Por la séptima puerta, sidéreo peregrino, volé y fuí a sentarme de Saturno en el trono:

Muchos cerrados nudos desaté en mi camino,

mas no el nudo maestro del humano destino.

Y allí estaba la puerta cuya llave no vi; y allí se alzaba el velo que lo ocultaba todo:

Un vago murmurar cerca de Ti y de Mí se escuchó... y después nada, ni de Mí ni de Ti.

  Luego al Tú en Mí que oculto tras el velo infinito incesante labora, en mi extravío invoco:

-«¿Con qué lumbre orientarme en mi vagar fortuito?» -«Con una mente ciega!»-se contesta a mi grito.

Cielo, infierno, esperanzas, temores..

¡Bah! Que traigan de beber.

Una cosa es cierta: Que la vida va pasando, y el resto vaciedad es.

La flor marchita nunca florecerá de nuevo.

 

 

Mi nacimiento no aportó el menor provecho al universo.

Mi muerte no disminuirá su inmensidad ni su esplendor.

Nadie ha podido explicarme jamás por qué he venido,

Ni por qué partiréber.

Convéncete bien de esto:

Un día, tu alma dejará el cuerpo

Y serás arrastrado tras un velo fluctuante entre el mundo y lo incognoscible.

Mientras esperas, ¡se feliz!

No sabes cuál es tu origen e ignoras cuál es tu destino.

He aquí la única verdad.

Es conocido en el mundo es solo vanidad:

Se feliz, no te preocupes, vale la pena en este mundo.

¿Qué pasó entonces, y que será-desconocido?

Así no te preocupas por lo que hoy no es.

Acepta cualquier goce que pueda

Ofrecerte la Vida. No creas que haya alguien

Que cuente nuestros vicios y virtudes.

Desprécialo que robarte pueda un momento dichoso.

Procede de forma que tu prójimo no se siente humillado con tu sabiduría.

Domínate, domínate. Jamás te abandones a la ira.

Si quieres conquistar la paz definitiva,

Sonríe al Destino que te azota y nunca azotes a nadie.

Somos los peones de la misteriosa partida de

Ajedrez, que juega Alá.

El nos mueve, nos detiene, vuelva a empujarnos

Y al final nos arroja, uno a uno, a la caja de la nada.

En el vértigo de la vida sólo son felices

Los que presumen de sabios y los que no tratan de educarse.

Me incliné sobre todos los secretos del Cosmos y retorné a la soledad

Envidiando a los ciegos que hallé por el camino.